La metodología Elduaien utiliza referentes actuales en la enseñanza de idiomas  y está especialmente diseñada para jóvenes de manera que los alumnos puedan identificarse con las situaciones y contextos propuestos, ayudándoles a comunicarse con confianza.

En esta edad, se trabajan y profundizan en diferentes aspectos del idioma como: vocabulario, diálogos, fonética, escritura con caracteres e incluso modelos de examen.

Gracias a la metodología Elduaien, en poco tiempo, los alumnos son capaces de construir oraciones completas y consiguen operar de manera funcional en situaciones de la vida cotidiana.

Los profesores están especializados en preparar alumnos que quieran obtener una certificación oficial de chino HSK (Hanyu Shuiping Kaoshi).